Saltar para: Post [1], Pesquisa e Arquivos [2]

Monarquia Española

Monarquia Española

15/11/14

Pedro I (1350-­1369)

220px-Retrato-151-Rey_de_Castilla-León-Pedro_I.jp

Nació en Burgos en 1334. Hijo de Alfonso XI y de su esposa María de Portugal. Accedió al trono en 1350, tras el fallecimiento de su padre, fruto de la epidemia de peste que se produjo en el sitio a Gibraltar. Su ascenso al trono fue difícil ya que se encontró con las pretensiones de los hijos bastardos de su padre, Alfonso XI, habidos con doña Leonor de Guzmán, conocidos como los infantes aragoneses, sobre todo de Enrique II.
La situación empeoró cuando su madre y sus partidarios buscaron afianzar una alianza con Francia, para lo cual concertaron el matrimonio del rey con Blanca de Borbón. Sin embargo Pedro I, era ya amante de María de Padilla, por lo que, tras la boda, abandonó a su esposa, encerrándola en el Alcázar de Toledo. Esto provocó no sólo la ruptura con Francia, sino también el estallido de una revuelta en Toledo, que fue aprovechada por los adversarios del rey para extenderla a otros lugares del reino.
Este levantamiento adquirió tintes antiautoritarios, exigiendo, tanto la nobleza como las oligarquías urbanas, una mayor participación en el gobierno. Enrique II de Trastámara, se puso al frente de la revuelta. Pedro I, tuvo que aceptar sus peticiones, a riesgo de una sublevación mayor, siendo confinado en Toro, de donde escapó, iniciando una persecución de los levantados, que derivó en una auténtica guerra civil, que le hizo merecedor del apelativo “el cruel”.
La situación se complicaría al internacionalizarse la guerra. De un lado Pedro I atacó a Aragón por su apoyo a Enrique II, mientras que Inglaterra (envuelta en la guerra de los cien años con Francia) apoyó a Pedro I, dado su rivalidad con Francia tras el fracasado matrimonio, lo que hizo que Francia apoyase a Enrique II.
En 1361 se firmó una tregua (Paz de Terrer) momento que aprovechó Pedro I, para declarar como herederos legítimos, a los hijos habidos con su amante, María de Padilla, lo que suponía una nueva afrenta para Francia. En 1362, la guerra se reanudó y, a pesar de los primeros éxitos de Pedro I, el apoyo de Francia a Enrique II, deseosa de contar con un rey favorable que le ayudase en su lucha contra Inglaterra, terminó por inclinar la balanza a favor de los Trastámara, siendo proclamado en 1366, rey de Castilla, Enrique II de Trastámara. A partir de este momento la guerra se volvió intensa y cruel, sobre todo por parte de Pedro I, que buscó la aniquilación de sus adversarios.

Sin embargo, en 1369, Enrique II derrotaría definitivamente a Pedro I en Montiel, asesinándolo posteriormente, durante la negociación de la paz, proclamándose rey definitivamente. La victoria de Enrique II supuso también la victoria de la nobleza terrateniente, y la recuperación del poder por parte de los nobles.

Mais sobre mim

imagem de perfil

Arquivo

  1. 2017
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2016
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2015
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2014
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D

Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.