Saltar para: Post [1], Pesquisa e Arquivos [2]

Monarquia Española

Monarquia Española

16/11/14

Fernando VII (1808­-1833)

Fernando_VII_con_el_hábito_de_la_Orden_del_Toisó

Fernando VII, nace el 14 de octubre de 1784. Hijo de Carlos IV y de María Luisa de Parma, fue un rey que vivió unos tiempos difíciles y tremendamente controvertido, siendo por un lado apodado “el Deseado”, y por otro rechazado por parte de algunos españoles. Se casó cuatro veces.
El nombramiento de su padre como rey en 1788, supuso el suyo como Príncipe de Asturias.
El hecho de que su padre dejase el gobierno en manos de Godoy y la existencia de diferentes “partidos” al interior de la Corte, hicieron que Fernando VII terminara siendo un intrigante más, deseoso de la caída de Godoy, al que no le faltarán apoyos. En 1802 se casó con María Antonia de Nápoles que fallecerá en 1806.
Esta actitud intrigante de la propia Corte, se convirtió en intentos de agitación social. Uno de estos intentos, el llamado motín de Aranjuez en 1808, provocó la abdicación de Carlos IV a favor de su hijo Fernando VII, aclamado por el pueblo. Carlos IV buscará apoyo en Napoleón, el cual convocará a Fernando VII a Bayona, lugar donde Carlos IV se había refugiado.
En Bayona, Napoleón consiguió que Fernando VII devolviese la corona a su padre, aunque previamente, Carlos IV había cedido sus derechos al hermano de Napoleón, José Bonaparte, dando lugar este hecho, junto a la posterior ocupación francesa, a la Guerra de la Independencia.
Durante la guerra se convocaron unas Cortes en Cádiz, que si bien se declararon monárquicas, elaboraron una constitución en la que se mantenía la figura del rey y se le otorgaban ciertos poderes, pero se establecía un régimen liberal.
Terminada la guerra de la Independencia con la firma del Tratado de Valençay en 1813 regresó Fernando VII a España., el cual, mediante el Decreto de Valencia abolió toda la obra legislativa de las Cortes de Cádiz, animado por el llamado “Manifiesto de los persas”, escrito realizado por nobles y algunos diputados que le animaban a suprimir la obra gaditana, volviendo a establecer una monarquía absoluta, desde 1816 hasta 1820, es el llamado sexenio absolutista. Durante este período se produjeron persecuciones, encarcelamientos y exilios de algunos de los liberales más influyentes.
En 1820 el levantamiento de las tropas dirigidas por el teniente coronel Riego, con destino a la pacificación de las colonias americanas, en Cabezas de San Juan, proclamando de nuevo la Constitución de Cádiz, obligó al rey a aceptarla, instituyéndose la misma hasta 1823. Este período se denomina Trienio Liberal. El rey, con ayuda de la Santa Alianza (coalición internacional) podrá volver a restablecer la situación. El duque de Angulema, entra en España con un ejército de tropas francesas, apodado “Los cien mil hijos de San Luis”.
Desde 1823 a 1833, año de la muerte de Fernando VII, volverá a imperar el absolutismo, conociéndose este período como la década ominosa.
Durante este último período absolutista, las colonias americanas alcanzaron su plena independencia, la grave crisis económica de España, hacía imposible el mantenimiento del ejército necesario para restablecer la situación inicial. Además la distancia, hacía imposible actuar con rapidez y enviar tropas con urgencia.
La pérdida de las colonias americanas, supuso un agravamiento de la situación, al dejar de recibir los cargamentos de plata y perder importantes mercados.
En 1833, muere Fernando VII, y lo hace sin un heredero varón.

Desde 1713 en España estaba vigente la ley Sálica, que impedía reinar a las mujeres, por lo que el legítimo heredero a la corona, pasaba a ser el hermano de Fernando VII, Carlos María Isidro de Borbón, absolutista convencido. Sin embargo en 1789, se había aprobado por las Cortes una Pragmática Sanción que anulaba esta ley, pero no había sido publicada ni ratificada por el rey, por lo que aún no estaba vigente.

Sin embargo, en 1830, Fernando VII la firmó y publicó, poco antes del nacimiento de su hija Isabel, que será nombrada reina tras la muerte de su padre, el 29 de septiembre de 1833.

Este hecho provocará las guerras carlistas, entre los seguidores de Isabel II y los de don Carlos.

Mais sobre mim

imagem de perfil

Arquivo

  1. 2017
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2016
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2015
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2014
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D

Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.