Saltar para: Post [1], Pesquisa e Arquivos [2]

Monarquia Española

Monarquia Española

15/11/14

Alfonso VII (1126­-1157)

220px-TumboA_kralik.jpg

Alfonso VII era hijo de la reina doña Urraca (hija de Alfonso VI) y de Raimundo de Borgoña.
A la muerte de Raimundo, su abuelo Alfonso VI le concede el señorío de Galicia, del que será nombrado rey en 1111 por sus partidarios, tras la muerte en 1109 de su abuelo Alfonso VI. Su madre, doña Urraca, se había casado en 1109 con Alfonso I el Batallador, rey de Navarra y Aragón, y, tras la muerte de su padre, Alfonso VI, se convierte en reina de
Castilla, pactando con su marido el que ambos compartirían las tareas de gobierno y que todos sus reinos pasarían a su hijo en común. Sin embargo las desavenencias entre el matrimonio aumentarían y en 1114 Alfonso I el batallador repudia a doña Urraca que será reina de Castilla en solitario hasta 1126, momento de su muerte, accediendo a la corona de Castilla su hijo Alfonso, Alfonso VII.
Al inicio de su reinado tuvo que hacer frente a las pretensiones navarras de ampliar su territorio a costa de los dominios castellanos, a la vez que trató de recuperar los territorios al este del Carrión, dominados por los navarros. Esta tarea se vio facilitada por la muerte de Alfonso I el Batallador, que reparte sus reinos entre sus hijos, separándose Aragón de Navarra, quedando Navarra muy debilita, rindiendo su rey, García Ramírez, vasallaje al rey castellano, el cual amplió sus territorios anexionando Nájera y La Rioja.
Con victorias se cuentan también sus incursiones en territorio musulmán, tomando Jerez, Córdoba, Sevilla, Coria, Calatrava,…. llegando en 1147 a Almería a la que retendrá bajo su poder durante diez años, siendo luego recuperada por los almohades.
En 1135 se hizo coronar emperador en la catedral de León, afirmando así su supremacía sobre el resto de reyes hispanos. Sin embargo esta pretensión estaba lejos de ser realidad, ya que Portugal, y la corona de Aragón y el condado de Barcelona, supusieron un grave escollo, en su afán imperial.
Portugal ya había vivido diferentes conatos independentistas. Alfonso VII trató de solventarlos, concediendo a Alfonso Enríquez de Portugal, el señorío de Astorga, con el título de rey, aunque como vasallo del emperador, Alfonso VI. El nuevo monarca portugués, aprovechará esta situación para, más adelante, autoproclamarse vasallo del Papa, y someter su reino al vasallaje del Papa, con lo que afirmaba su independencia del reino castellano y se situaba en pie de igualdad a Alfonso VII.
En relación a Aragón y a Cataluña, habían creado una alianza al casarse Petronila, hija del rey aragonés Ramiro II, con el conde Ramón Berenguer IV de Barcelona, lo que de hecho supuso la unificación de ambos reinos a partir de 1137 bajo el mando de Ramón Berenguer, y aunque presta vasallaje a Alfonso VII, la realidad es que el nuevo reino tiene capacidad suficiente para imponer condiciones a Castilla. De hecho en 1151 se firma entre Castilla y Aragón el llamado tratado de Tudellén, por el que se fijan las zonas de expansión de ambas coronas. La corona aragonesa­catalana, recibe el derecho de conquistas Valencia, Denia y Murcia.
Alfonso VII muere en 1157, huyendo de la derrota en Almería a manos de los almohades, que ponía fin a la presencia cristiana en ese reino durante diez años. Muere cerca de Despeñaperros siendo enterrado en Toledo. Su muerte supone una nueva división de su reino, pasando Castilla a manos de Sancho III y León a manos de Fernando II.

Mais sobre mim

imagem de perfil

Arquivo

  1. 2017
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2016
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2015
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2014
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D

Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.