Saltar para: Posts [1], Pesquisa [2]

Monarquia Española

Monarquia Española

20/03/17

Títulos del Rey de España

El título de Rey de España, no solo se queda en eso, sino que le acompañan siglos de historia y un sin fin de otros títulos y dignidades que van asociadas a él. Desde los antiguos reinos peninsulares, que fueron conformando lo que hoy conocemos, desde hace más de 500 años, como la Nación Española, hasta ducados, condados y marquesados.

El título “largo” como se le conoce, nos da una visión histórica de los que el Reino de España representó en el mundo, y aunque no lo creamos, sigue representando. Aquí os dejamos el título largo del Rey de España, y las condecoraciones y honores que tiene su actual titular, el Rey Felipe VI.

* Rey Católico de España.
* Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las Dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, del Algarve, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales, y de las Islas y Tierra Firme del Mar Océano.
* Archiduque de Austria.
* Duque de Borgoña y de Brabante, de Milán, de Atenas y de Neopatria.
* Marqués de Oristano.
* Conde de Habsburgo, de Flandes, del Tirol, de Barcelona, del Rosellón, de la Cerdaña y del Gocíano.
* Señor de Vizcaya y de Molina.
* Canónigo honorífico y hereditario de la Catedral de León y de la basílica de Santa María la Mayor en Roma.

 

El último titular de la Corona del Imperio bizantino, Andrés Paleólogo, vendió su título imperial a Fernando II de Aragón y V de Castilla e Isabel I de Castilla antes de su muerte en 1502. Sin embargo, no se tiene constancia de que ningún monarca español haya usado los títulos imperiales bizantinos, que convierten al Rey de España en legítimo emperador de Roma, dado que los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico y Rusia, que también reclamaban este título, desaparecieron en 1806 y tras la Revolución rusa, respectivamente.

Otros títulos asociados al titular de la Corona son los siguientes:

* Capitán general de las Reales Fuerzas Armadas y su comandante supremo.
* Gran maestre de la Orden del Toisón de Oro.
* Gran maestre de la Orden de Carlos III.
* Gran maestre de la Orden de Isabel la Católica.
* Gran maestre de la Orden de las Damas Nobles de María Luisa.
* Gran maestre de la Orden de Alfonso X el Sabio.
* Gran maestre de la Orden de San Raimundo de Peñafort.
* Gran maestre de la Orden de Cisneros.
* Gran maestre de las órdenes militares de Montesa, Alcántara, Calatrava y Santiago, así como de otras órdenes militares menores.

Condecoraciones españolas:

* Caballero de la Orden del Toisón de Oro.
* Caballero del collar de la Orden de Carlos III.
* Caballero gran cruz de la Orden de San Hermenegildo.
* Gran cruz al Mérito Militar con Distintivo Blanco.
* Gran cruz al Mérito Naval con Distintivo Blanco.
* Gran cruz al Mérito Aeronáutico con Distintivo Blanco.
* Cruz de Oro al Mérito de la Guardia Civil
* Comendador mayor de Castilla en la Orden de Santiago.
* Hermano Mayor Honorario de la Real Hermandad del Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo y Nuestra Señora de Villaviciosa, de Sevilla.
* Hermano Mayor Honorario de la Pontificia Real e Ilustre Hermandad del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad del Calvario de Granada. El Príncipe de Asturias, en este caso Princesa, es la Decana del Cuerpo de Caballeros del Santo Sepulcro de Granada.
* Hermano Mayor Honorífico de la Real Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza de Andújar
* Hermano mayor honorario de la Real Cofradía del Santo Sepulcro y de la Soledad de Villarrobledo.
* Hermano Mayor de Honor del Ilustre Patronato de la Santa Vera Cruz de Ávila, cofradía decana de la Semana Santa de la ciudad.

14/03/17

Invitados Boda Real Felipe, Príncipe de Astúrias y Letizia Ortiz

GUEST LIST OF THE WEDDING OF THE PRINCE OF ASTURIAS AND DOÑA LETIZIA ORTIZ ROCASOLANO

SPANISH ROYAL FAMILY AND THE KING’S FAMILY

  • HM the King
  • HM the Queen
  • HRH the Infanta Elena and HE Don Jaime de Marichalar
  • HE Don Felipe de Marichalar y Borbón
  • HE Doña Victoria de Marichalar y Borbón
  • HRH the Infanta Cristina and HE Don Iñaki Urdangarín
  • HE Don Juan Urdangarín y Borbón
  • HE Don Pablo Urdangarín y Borbón
  • HE Don Miguel Urdangarín y Borbón
  • HRH the Infanta Pilar
  • HRH the Infanta Margarita and HE Don Carlos Zurita
  • TRH the Infante Carlos and Princess Ana of France
  • HRH the Infanta Alicia
  • HE the Viscount of La Torre and Doña Gabriela de la Rosa
  • HE Doña Simoneta Gómez-Acebo y Borbón and Don Miguel Fernández-Sastrón
  • HE Don Beltrán Gómez-Acebo y Borbón and Doña Laura Ponte
  • HE Don Bruno Gómez-Acebo y Borbón and Doña Bárbara Cano
  • HE Don Fernando Gómez-Acebo y Borbón and Doña Monica Fernán
  • HE Don Alfonso Zurita y Borbón
  • HE Doña María Zurita y Borbón
  • HRH Princess María de Borbón-Dos Sicilias and Don Pedro López-Quesada
  • HRH Princess Inés de Borbón-Dos Sicilias and Nobile Michele Carrelli Palombi dei Marchesi di Raiano
  • HRH Princess Victoria de Borbón-Dos Sicilias and Mr. Markos Nomikos
  • TRH the Duke and Duchess of Noto
  • HRIH Princess Maria de Bobrón-Dos Sicilias and HRIH Archduke Simeon of Austria (?)
(I couldn’t find any picture or mention of the last couple)
 
 
 
GREECE (or the Queen’s Family)
  • HM King Constantine
  • HM Queen Anne-Marie
  • HRH Princess Irene
  • TRH Crown Prince Pavlos and Crown Princess Marie-Chantal
  • HRH Princess Alexia and Don Carlos Morales
  • HRH Prince Nikolaos
  • HRH Princess Theodora
  • TRH Prince Michael and Princess Marina
  •  Princess Olga
  • Princess Tatiana Radziwiłł and Dr. Jean Henri Fruchaud (not exactly a member of the Greek Royal Family but a descendant)
SWEDEN
  • TM the King and Queen of Sweden
  • HRH the Crown Princess of Sweden
  • HRH Prince Carl-Philip
  • HRH Princess Madeleine
  • Mr. Gustaf Magnunson

THE NETHERLANDS

  • HM the Queen of the Netherlands (only at the pre-wedding dinner)
  • TRH the Prince of Orange and Princess Máxima
  • TRH Prince Constantijn and Princess Laurentien

NORWAY

  • TM the King and Queen of Norway
  • TRH the Crown Princely Couple of Norway
  • HH Princess Martha-Louise and Mr. Ari Behn 

BELGIUM

  • TM the King and Queen of Belgium
  • HM Queen Fabiola of Belgium
  • TRH the Duke and Duchess of Brabant
  • TRIH Princess Astrid, Archduchess of Austria and Prince Lorenz (Archduke of Austria)
  • TRH Prince Laurent and Princess Claire

JORDAN

  • HM the Queen of Jordan
  • HM Queen Noor of Jordan
  • HRH Princess Muna al-Hussein
  • TRH Prince Faisal and Princess Alia al-Faisal
  • HRH Princess Raiyah
  • TRH Prince Talal and Princess Ghida Talal
  • HRH Princess Sarvath al-Hassan
  • HRH Prince Rashid bin El Hassan

DENMARK

  • HM the Queen and HRH the Prince Consort of Denmark

LIECHTENSTEIN

  • HSH Prine Hans-Adams II, Sovereign Prince of Liechtenstein
  • HSH Prince Nikolaus and HRH Princess Margaretha of Luxembourg
  • HSH Princess Norberta, Dowager Marchioness of Mariño.

LUXEMBOURG

  • TRH the Grand Duke and Duchess of Luxembourg
  • HRH the Hereditary Grand Duke of Luxembourg
  • HRH Prince Guillaume 
  • HRH Prince Jean
  • TIRH Princess Marie Astrid, Archduchess of Austria and Archduke Christian of Austria

BULGARIA

  • TRH Prince and Princess Kardam of Bulgaria
  • TRH Prince and Princess Kubrat of Bulgaria
  • TRH Prince and Princess Konstantine of Bulgaria
  • TRH Prince and Princess Kyril of Bulgaria
  • HRH Princess Kalina and Don Kitín Muñoz

ROMANIA

  • HM King Michael 
  • HRH Crown Princess Margarita and HSH Prince Radu of Hohenzollern-Veringen

IRAN

  • HIM Shahbanou Fara
  • TIH Crown Prince Reza and Crown Princess Yasmine 

MOROCCO

  • HRH Prince Moulay Rachid

JAPAN

  • HIH the Crown Prince of Japan

THE UNITED KINGDOM

  • HRH the Prince of Wales

MONACO

  • HSH Prince Albert, Hereditary Prince of Monaco

ORDER OF MALTA

  • His Most Eminent Highness Fra’ Andrew W.N. Bertie, Prince and and Grand Master of the Sovereign Military Order of Malta

AGA KHAN

  • HH Prince Karim Aga Khan IV
  • HH Begum Inaara Aga Khan

UNITED ARAB EMIRATES

  • HH Sheikh Abdullah bin Zayed bin Sultan Al Nahyan

BAHRAIN

  • HH Sheik Salman bin Hamad bin Isa Al Khalifa, Crown Prince of Bahrain and HH Sheika Hala bint D'aij Al Khalifa

SAUDI ARABIA

  • HRH Prince Salman bin Abdulaziz Al Saud

OMAN

  •  HH Sayyid Haitham bin Tariq al Said

KUWAIT

  • Sheikh Nasser Al-Mohammed Al-Ahmed Al-Sabah

QATAR

  • HH Sheikh Joaan bin Hamad bin Khalifa Al-Thani

BADEN

  • HRH Maximilian of Baden, Margrave of Baden
  • HIRH Archduchess Valerie of Austria, Margravine of Baden

PORTUGAL

  • TRH the Duke and Duchess of Braganza

PRUSSIA

  • HIRH Prince Georg Friedrich, Head of the House of Hohenzollern
  • HRH Princess Anastasia of Prussia and HSH the Prince of Löwenstein-Wertheim-Rosenberg

HESSE

  • HRH Prince Moritz of Hesse, Langrave of Hesse
  • TRH Prince Donatus and Princess Floria

ITALY

  • TRH Prince Vittorio Emanuele and Princess Marina of Savoy, Prince and Princess of Naples.
  • TRH Prince Emanuele Filiberto and Princess Clotilde of Savoy, Prince and Princess of Venice and Piadmont.
  • HRH Princess Maria Gabriella of Savoy
  • TRH the Duke and Duchess of Aosta
  • HRH Prince Aimone, Duke of Apulia

HANOVER

  • TRH Prince Ernst August, the Prince of Hanover and Princess Caroline of Monaco
  • HRH Princess Alexandra, the Princess of Leiningen.
  • TRH Prince Heinrich and Princess Thyra

BAVARIA

  • HRH the Duke of Bavaria

RUSSIA

  • HIH Grand Duchess Maria Vladimirovna

FRANCE

  • HRH Princess Béatrice d'Orléans
  • HRH Princess Clotilde d'Orléans and Mr. Edouard Crépy
  • HRH Princess Adélaïde d'Orléans and Mr. Pierre-Louis Dailly
  • HRH Prince François d'Orléans

YUGOSLAVIA 

  • HRH Prince Philip of Yugoslavia
  • HRH Prince Dimitri of Yugoslavia

WÜRTTEMBERG

  • HRH Duke Eberhard of Württemberg

AUSTRIA

  • TIRH Archduke Karl and Archduchess Francesca of Austria
  • TIRH Archduke Georg and Archduchess Eilika of Austria
  • HIRH Archduchess Monika of Austria and HE the Duke of Santángelo
  • TIRH Archduke Martin and Archduchess Katharina, née Princess of Isenburg
  • HIRH Archduchess Catharina and HE Count Maximiliano Secco di Aragona
  • HIRH Archduchess Sophie and HSH the Prince of Windisch-Graetz.
  • HIRH Archduke Maximilian of Austria
  • HIRH Archduke Philipp of Austria
  • HIRH Archduchess Maria Immaculata, Countess von und zu Hoensbroech

BRAZIL

  • HIRH Prince Pedro Carlos of Orléans-Braganza 
  • HRH Princess Maria da Glória, Duchess of Segorbe
  • HRH Prince Manuel of Orléans-Braganza
  • HRH Princess Teresa of Orléans-Braganza

SAYN-WITTGENSTEIN-BERLEBURG

  • HSH Prince Gustav, Hereditary Prince of Sayn-Wittgenstein-Berleburg
  • HSH Princess Alexandra of Sayn-Wittgenstein-Berleburg and Count Jefferson von Pfeil und Klein-Ellguth

 TOERRING-JETTENBACH

  • The Hereditary Count and Countess of Toerring-Jettenbach

PRESIDENTS OF REPUBLICS

  • HE Nursultan Äbishulı Nazarbayev, President of Kazakhstan and Mrs. Aliya Nazarbayeva
  • TE Jorge Sampaio, President of Portugal and María José Ritta de Sampaio.
  • HE Mary McAleese, President of Ireland and of the European Union Council and Dr. Martin McAleese
  • TE Francisco Flores Pérez, President of El Salvador and Lourdes Rodríguez Port de Flores
  • TE Johannes Rau, President of Germany and Christina Rau
  • HE Mireya Moscoso, President of Panamá
  • TE Enrique Bolaños Geyer, President of Nicaragua and Lila T. Abaunza de Bolaños.
  • HE Alvaro Uribe Vélez, President of Colombia.
  • TE Edwin Lucio Gutiérrez Borbúa, President of Ecuador and Ximena Bohórquez Romero.
  • HE Bernadette Chodron de Courcel de Chirac, First Lady of France
  • HE Eliane Karp de Toledo, First Lady of Peru
  • HE Leila Rodríguez de Pacheco, First Lady of Costa Rica
  • HE Elvira Salinas de Mesa, First Lady of Bolivia

FORMER PRESIDENTS OF REPUBLICS

  • TE Nelson Rolihlahla Mandela and Graça Machel (South Africa)
  • TE Vaclav and Dagmar Havel (Czech Republic)
  • The Most Excellent Mr. Belisario Betancur and Dalita Navarro de Betancur (Colombia)
  • The Most Excellent Mr. Andrés Pastrana Arango and Nohra Puyana de Pastrana (Colombia)
EXTENDED FAMILY / OTHERS
  • HE Doña Emmanuela Dampierre
  • HE Don Luis Alfonso de Borbón y Martínez-Bordiú
  • HE Doña María Cristina de Baviera y Mesía
  • HE Doña María Teresa de Baviera y Mesía
  • TE Don Álvaro Jaime de Orléans-Borbón y Parodi Delfino and Giovanna San Martino d'Agliè dei Marchesi di San Germano
  • TH Don Marco Torlonia, Prince of Civitella-Cesi and Donna Blazena, Princess of Civitella-Cesi 
  • HE Donna Sandra Torlonia, Countess Lequio di Assaba
  • HE Donna Olimpia Weiller née Torlonia 
  • HE Donna Giovanna Marone-Cinzano and Don Luis Ángel Sánchez-Merlo y Ruiz.
  • HE Donna Maria Theresa Marone-Cinzano
  • Doña Victoria Eugenia Álvarez de Toledo y Marone-Cinzano, Marchioness of Casa Loring and Don Alfonso Codorniú y Aguilar
  • Doña Ana Codorniú y Álvarez de Toledo (Bridesmaid) 
  • Doña Elisabeth Martorell y Orléans-Braganza
  • TRH Prince Casimiro of Bourbon-Two Sicilies and Princess Maria Cristina of Savoy-Aosta
  • Doña Immaculada de Habsburgo, Countess of Habsburg
  • HE Doña María Antonia Navarro y González, wife of Count Jósef  Zamoyski
  • TRH Prince Juan Jorge and Princess Florianne Bagration-Moukhrani
  • HRH Doña María Margarita de Borbón-Dos Sicilias Lubomirska
  • HRH Doña Inmaculada de Borbón-Dos Sicilias Lubomirska
  • HRH Prince Jaime of Bourbon-Parma
  • HRH Princess Carolina of Bourbon-Parma

 

OTHERS

  • Mr. James D. Wolfensohn, President of the World Bank and Elaine R. de Wolfensohn
  • Don Rodrigo de Rato y Figaredo
  • Don Enrique V. Iglesias, President of the Inter-American Bank of Developtment
  • Mr. César Gaviria Trujillo, Secretary General of the Organization of American States and Ana Milena Muñoz de Gaviria.
  • Don Juan Manuel Fabra Vallés, President of the European Court of Auditors and Doña Alicia Besa
  • Mr. Igor Ivanov, Secretary of the Security Council of the Russian Federation and Mrs. Ivanova
  • Doña Loyola de Palacio y del Valle Lersundi, Vice President of the European Commission and Commissioner for energy and transport. 
  • Don Javier Solana Madariaga, European Union‘s High Representative for Common Foreign and Security Policy and Doña Concepción Giménez Díaz-Oyuelos.
 WITNESSES 
-Of the groom:
  • HRH the Infanta Elena
  • Don Jaime de Marichalar
  • HRH the Infanta Cristina
  • Don Iñaki Urdangarín
  • HE Don Beltrán Gómez-Acebo
  • HE Don Alfonso Zurita
  • HRH Crown Prince Pavlos of Greece
  • HRH Prince Nikolaos of Greece
  • HRH Prince Konstantin of Bulgaria
  • Don Fernando León Boissier
  • Don Álvaro Fuster Garaizábal
  • Mr. Christopher Dennis
  • Don Fernando Rocha y Castilla
  • Don Alfredo Hernández Martínez
  • Don Esteban Bienert Barberán
  • Don Miguel Henkart Fernández de Bobadilla
  • Don Alberto Pamos Gómez
  • Mr. Christophe von Reiche

-Of the bride: 

  • Don Jesús Ortiz Álvarez
  • Doña Paloma Rocasolano Rodríguez
  • Don José Luis Ortiz Velasco
  • Don Francisco Rocasolano Camacho
  • Doña Menchu Álvarez del Valle
  • Doña Enriqueta Rodríguez Cigarredo
  • Doña Telma Ortiz Rocasolano
  • Doña Erika Ortiz Rocasolano
  • Don Antonio Vigo Pérez
  • Doña Cristina Palacios Rubio
  • Doña Sonsoles Ónega Salcedo
  • Doña Sonia Martínez Muñoz
  • Don José Eduardo Medina Casado
  • Don Jaime Arturo del Burgos Aspiroz
  • Don Luis Bruzón Delgado
  • Don Alex Grijelmo García
  • Doña María del Mar Peiteado Mariscal
10/03/17

Real Orden de Carlos III

Un 19 de septiembre de 1771, el Rey Carlos III instauró la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III con el lema latino Virtuti et merito, con la finalidad de condecorar a aquellas personas que se hubiesen destacado especialmente por sus buenas acciones en beneficio de España y la Corona, siendo la primera Orden Nacional Española, que cuenta con una grandísima historia y prestigio. Su origen se debe al nacimiento del primer hijo de su sucesor, que tras cinco años de matrimonio aún no había tenido hijos varones. El 19 de septiembre de 1771 nació en San Lorenzo de El Escorial el primer Infante, a quien se bautizó ese mismo día con el nombre de Carlos Clemente Antonio de Pádua Genaro Pascual José Francisco de Asís, Francisco de Paula, Luis, Vicente Ferrer y Rafael, siendo sus padrinos su abuelo el Rey y el Papa Clemente XIV. Como muestra de profunda gratitud, quiso el Rey dejar para la posteridad su público y permanente testimonio y reverencia al Altísimo creando esta nueva Orden, que en sus principio fue de Caballería, a la que tituló de” Carlos III”, añadiéndole “distinguida y española”, poniéndola bajo el patrocinio de la Virgen María Inmaculada Concepción, de quien era muy devoto desde muy tierna edad. Se declaró jefe y soberano de la Orden, estableciendo que debían serlo a perpetuidad los Reyes de España, sus sucesores.

El Real Decreto de creación y sus primeras Constituciones se fechan el día del nacimiento del Infante, aunque hasta el 24 de octubre no se publicaron, coincidiendo con el día en que la Princesa María Luisa de Parma, salió a primera misa después de dar a luz. La Orden serviría para premiar y distinguir a personas beneméritos y adeptos a su persona. En un principio los caballeros eran de dos clases:

  • Grandes Cruces, que se limitaron a 60, de ellos cuatro prelados.
  • Pensionados, limitadas a 200, de ellas veinte eclesiásticos.

En el año 1783 el Rey creó la clase de Caballeros Supernumerarios. La nueva Orden estaba reservada únicamente a nobles. Estos, debían presentar un expediente de pruebas de su buena vida y arregladas costumbres, limpieza de sangre hasta sus bisabuelos, y nobleza de sangre –no siendo admisible la de privilegio– al menos en su línea paterna, según las leyes y fueros de España. Al incorporarse, el caballero juraba vivir y morir en la Fe Católica; no emplearse jamás, ni directa ni indirectamente, contra la persona del Rey, su Casa y sus dominios; servir fielmente al Rey si eran sus vasallos; reconocerle por único Jefe y Soberano de la Orden; y de cumplir con las Constituciones y Estatutos, en que se comprende la defensa del Misterio de la Inmaculada Concepción. Como deber espiritual, los caballeros estaban obligados a comulgar una vez al año, en víspera o día de la Inmaculada y a rezar las oraciones cada día.

gran-cruz-orden-de-carlos-iiiLas insignias de los Caballeros de la Gran Cruz, consistían en una banda de seda azul celeste con los cantos blancos, y una placa sobre el costado izquierdo. Esta cruz emblemática de la Orden es de ocho puntas de oro, rematadas en globos del mismo metal, esmaltados los brazos de blanco y azul celeste y cantonados de cuatro flores de lis de oro. En el centro tiene un óvalo de esmalte con la imagen de la Inmaculada Concepción, con la leyenda “Virtuti et Merito”, y en el reverso el nombre del Rey fundador, corona la cruz por laureles.

collar-de-la-orden-de-carlos-iiiEn los días de capítulo o de especial solemnidad, debían lucir un collar y un traje con manto azul bordado de plata, y muceta de seda. A los caballeros de la Gran Cruz el Rey daba el tratamiento de Excelencia y les franqueaba la entrada en Palacio. Los Caballeros pensionados lucían una cruz más pequeña y su traje y muceta eran iguales pero de lana. La Orden sufragaba todas las insignias, pero al ingresar, los caballeros de la Gran Cruz tenían que aportar cincuenta doblones de oro. El Rey declaró que la Orden era compatible con todas las españolas y extranjeras, excepto con la del Toisón de Oro, exceptuando de esta regla a los soberanos y príncipes. Los caballeros pensionados no podían gozar de encomienda de las Órdenes Militares españolas, de San Juan de Jerusalén o de la francesa San Luis. El Rey y su Familia quedaban obligados a vestir diariamente las insignias.

orden-carlos-iii2

Dotó el Rey a la Orden, sin que supusiera un gravamen para el Tesoro, de un fondo anual de millón y medio de reales, para pagar las doscientas pensiones de 4.000 reales cada año. Como pronto faltó dinero, los pensionados entraban al goce de sus pensiones por antigüedad. En 1772, el Papa autorizó al Rey a recuperar la mitad o un tercio de los frutos anuales de las encomiendas de las Órdenes Militares españolas que vacasen, y algunos frutos de iglesias metropolitanas y catedrales, y de sus dignidades y prebendas, hasta alcanzar los dos millones de reales al año. La Orden contaba con cuatro ministros, un prelado y tres seculares. El gran canciller (prelado con categoría de gran cruz), el secretario, el maestro de ceremonias y el tesorero (los tres con categoría de caballeros pensionados).

La cinta con los colores de la Orden la llevarían al modo eclesiástico. No tenían sueldo, pero el secretario y el tesorero percibían ,de las cuotas de ingreso, 8.000 reales al año cada uno. Al gran canciller le correspondía presidir los Capítulos, Asambleas y juntas de la Orden en ausencia del Rey, guardar los sellos, expedir los títulos, investir a los nuevos caballeros pensionados y autorizar el manejo de los caudales. El secretario debía velar por la correcta observancia de las Constituciones, llevar los libros de registros y el archivo de pruebas. El maestro de ceremonias y el tesorero tenían las funciones propias de sus cargos, el último custodiaba el tesoro, las alhajas y ornamentos de la Orden y realiza los pagos por orden del canciller.

La Asamblea estaba formada por los cuatro ministros seculares, tres caballeros Gran Cruz y tres caballeros pensionados, reuniéndose mensualmente. Los asuntos de la Orden se despachaba por la primera secretaría de Estado, teniendo su sede inicial en la iglesia de San Gil de Madrid, donde se celebraban dos Capítulos anuales, los días de la Inmaculada y el de Difuntos, en que se ofrecía una solemne misa por el eterno descanso de los caballeros fallecidos. También se investía allí a los caballeros pensionados, a menos que asistiese el Rey al Capítulo, pues en tal caso esta función se realizaba en la Real Capilla, donde también se realizaban las investiduras de grandes cruces y ministros. El ceremonial capitular y de investidura fue determinado con todo detalle.

El Papa Clemente XIV, por bula firmada el 21 de febrero de 1772, aprobó y confirmó a perpetuidad la nueva Orden. Concedió privilegios y gracias espirituales a caballeros y ministros, tales como que el Gran Canciller, o confesor electo por los caballeros, pudiera absolverles de cualquier sentencia o censura eclesiástica, por graves que fuesen sus delitos. Les daba también facultad para conmutar los votos hechos por los caballeros, exceptuando los de castidad y religión, y le daba facultad para darles la indulgencia plenaria y la bendición apostólica “in articulo mortis”.

A los caballeros Gran Cruz y a los ministros les autorizó para tener oratorio privado en sus casas y que pudieran dar en él hasta dos misas diarias. En caso de enfermedad las misas podrían ser en pieza inmediata a su alcoba y que en sus viajes pudieran llevar un altar portátil. Dio indulgencia plenaria a todo caballero que confesase y comulgase el día de su investidura o el día de la Inmaculada, además de otras indulgencias en fechas señaladas. Concedió licencia para comer carne, huevos y lácteos durante Cuaresma, y que las esposas e hijas de grandes cruces y ministros seculares pudiesen entrar en monasterios y conventos de monjas donde tuviesen parientas de primer o segundo grado, sin pasar la noche en ellos, con licencia del Ordinario y consentimiento de la priora o abadesa. El mismo Pontífice, concedió a la Orden privilegio de ánima en su altar de la Inmaculada de la Iglesia de San Gil, por lo que, mediante los méritos de Nuestro Señor Jesucristo, de la Bienaventurada Virgen María y de todos los Santos, se librara del Purgatorio el alma de cualquier caballero de la Orden y de sus ministros que, unidos con Dios por la Caridad, hubiesen fallecido, siempre que en sufragio suyo se dijera allí por un sacerdote la misa de difuntos. Su sucesor el Papa Pío VI, el 9 de diciembre de 1783, extendió a los caballeros supernumerarios las gracias espirituales concedidas por Clemente XIV a los demás.

orden-carlos-iii3El 7 de marzo de 1774, falleció el Infante Carlos Clemente, por cuyo nacimiento se creó la Orden. Durante los diecisiete años que el fundador gobernó su Orden, no llegó a otorgar más que noventa y cuatro grandes cruces, incluidas la Familia Real de Nápoles y Parma.

El Rey Carlos IV, mediante Real Decreto de 12 de junio de 1804, reformó los Estatutos. Modificó la disposición de los colores de la banda (tres fajas iguales de los colores azul-blanco-azul), y el traje de ceremonia. Los caballeros pensionados vestían igual, pero con la cruz más pequeña y los bordados más estrechos. Por la misma disposición concedió a los caballeros pensionados los mismos honores que tenían los caballeros de San Juan de Jerusalén y de las Órdenes Militares españolas, aumentó los miembros de la Asamblea en un caballero gran cruz y un caballero pensionado, estableció los cargos de contador (ayudante del tesorero) y fiscal (para vigilar las pruebas de ingreso), que no forman parte de la Asamblea, amplió las pruebas de ingreso haciéndolas más exigentes (limpieza de oficios, y nobleza del abuelo materno), ordenó la celebración de cuatro Capítulos anuales, y estableció los derechos de ingreso: 3.000 reales por servicio; 1.500 reales por cada título de gran cruz; 1000 reales por cada título de caballero pensionado, y 750 reales por cada título de caballero supernumerario.

El Rey Carlos IV concedió casi ciento treinta grandes cruces.

El Rey Fernando VII, durante su primer y brevísimo reinado, sólo concedió una gran cruz a su maestro el canónigo Escóiquiz. Con la invasión francesa el intruso Jose I Bonaparte, tras conceder alguna cruz, la abolió el 18 de septiembre de 1809. La Junta Central, la Regencia y las Cortes, concedieron sucesivamente, en nombre del Rey prisionero, hasta doce grandes cruces, entre ellos los generales Castaños y Lazán, el arzobispo de Lima, y el embajador prusiano.

Repuesto el Rey en el Trono, por Real Decreto de 25 de abril de 1815, creó, para distinguir a los caballeros pensionistas de los supernumerarios, una placa de plata, semejante a la de la gran cruz, de dos pulgadas y media de diámetro, pero mostrando en su centro –en vez de la imagen de la Inmaculada– la cifra del Rey sobre esmalte azul. Posteriormente, este mismo monarca ordenó por Real Decreto de 24 de septiembre de 1815, que ningún caballero usase cruces alteradas o modificadas, bajo severas penas. Reformó también el traje de ceremonia por Real Decreto de 29 de abril de 1818, añadiéndole un sombrero redondo de terciopelo azul celeste, de copa alta y chata, ala corta, levantada por una parte y cosida la copa con dos cintillos azules bordados de plata y presillas de canelones de lo mismo, y tres plumas blancas. El sombrero de los caballeros pensionados era igual, pero de terciopelo blanco y plumas azules, y el de los caballeros supernumerarios llevaba una sola pluma y un solo cintillo. La gola sería en adelante a la antigua española, de linón blanco y los zapatos de cabritilla blanca con lazos azules, a la antigua española. Durante aquel mismo reinado se ordenó que ningún caballero casase sin licencia de la Asamblea, previa presentación de las pruebas de la contrayente, con información testifical. Para entonces, derribado el convento de San Gil por Bonaparte, que estaba inmediato a Palacio, desde 1814 las funciones capitulares se celebraban en el monasterio de la Encarnación, excepto las de exequias de Carlos III el 18 de septiembre, que tenían lugar en el monasterio de las Descalzas Reales.

A la muerte de Fernando VII existían ciento treinta y siete caballeros gran cruz. Fallecido el Rey, por Real Orden de 13 de enero de 1839 se varió la fórmula del juramento adaptándola a las nuevas circunstancias constitucionales. La Real Orden de 12 de marzo de 1835 reguló las cruces reservadas al Ministerio de la Guerra.

Tras la reforma de todas las Reales Órdenes civiles, por Real Decreto de 26 de julio de 1847 se estableció que esta Orden se destinara para premiar los méritos y servicios en la esfera civil, y que hubiese en adelante cuatro grados:

  • Caballeros gran cruz (limitados a 120)
  • Comendadores de número (limitados a 300)
  • Comendadores
  • Caballeros.

La insignia de todas las categorías o grados sería la cruz en el ojal, pendiente de la cinta que hoy se sigue usando, si bien los comendadores la llevarían además pendiente del cuello. Los comendadores de número usarían la misma cruz pendiente del cuello, y además la placa concedida a los pensionistas en 1815 y los caballeros gran cruz la placa, la banda, y el collar en su caso. Se autorizaba a que las placas, además de bordadas en sedas y canutillo, pudieran fabricarse de acero, de plata o de pedrería. Quedaron extinguidas las pensiones y se abolieron las probanzas nobiliarias, reduciéndose también los derechos de ingreso exigidos a los caballeros. El Real Decreto de 8 de octubre de 1851 dispuso que las concesiones se tenían que verificar a través del Consejo de Ministros, y que las propuestas se presentasen a través del ministro del Ramo o del mayordomo mayor de Palacio, dando previa audiencia a la Asamblea de la Orden.

Durante el reinado de Isabel II la Orden continuó celebrando sus capítulos reglamentarios en la Encarnación y en las Descalzas, a los que todos los caballeros asistían con sus vistosas ropas de ceremonia, sin cesar las solemnidades de la investidura y acto de armar a los nuevos caballeros. Desde su llegada al Trono, la Reina Isabel II concedió cerca de 596 grandes cruces, más de la mitad de de ellas a militares.

orden-carlos-iiiDurante el sexenio revolucionario, los gobiernos de turno continuaron concediendo el ingreso en la Orden, con extraordinaria generosidad. Hasta 150 grandes cruces se dieron entre 1869 y 1874, que fue abolida por los republicanos el 29 de marzo de 1873.  La abolición duro poco, ya que el general Duque de la Torre, presidente del Poder Ejecutivo de la República, derogó dicho Decreto por otro datado en 1874. La verdadera restauración llegaría con la entronización del Rey Alfonso XII, mediante el Decreto Real de 7 de enero de 1875. El Real Decreto de 25 de septiembre de 1878 estableció un grado superior, el quinto, dentro de esta Orden: caballero del collar (limitado a 60 plazas). Sucesivas Reales Órdenes regularon las concesiones a militares (21 de octubre de 1879), la anotación en las hojas de servicios (31 de julio de 1881), las expulsiones por condenas corporales o infamantes (16 de mayo de 1882) y el uso de las insignias por los militares (20 de noviembre de 1883). Durante el reinado de este monarca se concedieron en total más de 185 grandes cruces.

Reinando Alfonso XIII, y bajo regencia de su madre, el Real Decreto de 5 de enero de 1888 estableció las normas de concesión, y algunas limitaciones y restricciones. Otro Real Decreto de 13 julio 1896 (Gaceta de Madrid del 7 octubre) definió por fin el collar de la Orden –compuesto alternativamente de catorce castillos y catorce leones de oro, siete medallones con la cifra de Carlos III, y seis trofeos militares, y la cruz de la Orden pendiente de su centro, y dispuso que los caballeros del collar, para diferenciarse de los caballeros gran cruz, usasen una banda azul celeste con perfiles blancos (la original de 1771), y que su placa mostrase las flores de lis de los entrebrazos de oro en vez de plata. Poco después, la Real Orden de 18 de junio de 1904 reguló el uso de las bandas de las Órdenes civiles por generales del Ejército, y el Real Decreto de 3 de abril de 1905 redujo a veinte el número de collares, sin contar en él los de la Real Familia.

El Real Decreto de 19 de enero de 1910 (Gaceta de Madrid del 20 de enero), dotó a la Orden de un Reglamento en el que se refundieron y actualizaron las disposiciones dictadas desde 1847, especialmente a los grados, insignias, y requisitos y normas de concesión. Alfonso XIII, en su largo reinado –1886 a 1931–, otorgó más de 545 grandes cruces. La imposición del régimen republicano mediante el golpe de estado del 14 de abril, suprimió esta Orden, junto con todas las demás excepto la de Isabel la Católica, por el Decreto de 24 de julio de 1931. Un decenio más tarde, el Gobierno acordó su restablecimiento mediante el Decreto de 10 de mayo de 1942 (B.O.E. de 7 de agosto), en los mismos términos anteriores a la supresión republicana, es decir, se mantienen en vigor los Estatutos fundacionales, y el Reglamento de 1910. Durante su mandato vitalicio el General Franco no prodigó las concesiones de esta Orden, reducidas a 194 grandes cruces.

El Real Decreto de 4 de agosto de 1983 (B.O.E. del 8 de agosto) permitió el ingreso a las mujeres. En 1962, coincidiendo con su boda con el entonces príncipe Juan Carlos, el gobierno concedió como un especialisimo privilegio a la Princesa Sofia las insignias de la gran cruz, convirtiéndose la Reina emérita Doña Sofía, en la primera dama que fue condecorada con las insignias de esta preciada Orden, sin contar a la Reina Isabel II que fue su soberana entre 1833 y 1870.

La Orden de 11 de octubre de 1983 (B.O.E. del 12 de octubre) dispuso que la Orden se concedería a la damas en los siguientes grados:

  • Banda del Collar
  • Banda y Lazo de Dama.

Por fin, la Orden de 8 de mayo de 2000 (B.O.E. del 11 de mayo) equiparó las categorías de la Orden, haciéndolas aplicables tanto a hombres como a mujeres, fijándolas definitivamente en cinco:

  • Collar
  • Gran Cruz
  • Encomienda de Número
  • Encomienda
  • Cruz.

banda-caballero-con-la-gran-cruz-de-la-orden-de-carlos-iiiEl 11 de octubre de 2002 (B.O.E. del 12 de octubre), se aprobó el nuevo Reglamento de la orden que deroga expresamente el Real Decreto de 1910, el Decreto de 1942, el Real Decreto de 1983 y la Orden de 2000, anteriormente referidos. Según este Reglamento, hoy es la “Real y Distinguida Orden Española de Carlos III” la más alta distinción honorífica entre la Órdenes civiles españolas, y tiene por objetivo recompensar a los ciudadanos que con sus esfuerzos, iniciativas y trabajos hayan prestado servicios eminentes y extraordinarios a la Nación.

El Gran Maestre de la Orden es hoy Su Majestad el Rey Felipe VI, que la gobierna auxiliado por un Consejo. Forman este órgano el Gran Canciller de la Orden, que es siempre el Presidente del Gobierno, el Jefe de la Casa de Su Majestad el Rey y siete miembros de la Orden, que serán designados vocales por el primero, en representación de los cinco grados de la misma, dos entre los condecorados con el collar, dos entre los grandes cruces y uno por por cada uno de los grados restantes.

El Presidente del Gobierno, al tomar posesión de su cargo, es investido como Caballero o Dama Gran Cruz de la Orden, y con esta calidad actuará como Gran Canciller de la misma. Todos los títulos de los diferentes grados llevarán su firma.

La Cancillería de la Orden radica en la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno y tramitará todas las propuestas de concesión, instruyendo los oportunos expedientes. El Secretario General de la Presidencia es el Ministro Secretario de la Orden y el Director del Departamento de Protocolo de la Presidencia del Gobierno su Ministro Maestro de Ceremonias y Contador.

Son cuatro las festividades en que debe la Orden celebrar capítulo en sus sedes litúrgicas de los monasterios Reales de la Encarnación y de las Descalzas: el 24 y 25 de marzo (víspera y fiesta de la Anunciación); mediados del mes de junio (la víspera y honras por los caballeros difuntos); el 18 y 19 de septiembre (víspera y exequias por el Fundador, como aniversario de la fundación de la Orden); y 7 y 8 de diciembre (víspera y fiesta de la Inmaculada Concepción). Aparte, son también fiestas de la Orden los días del cumpleaños de Su Majestad reinante (31 de enero) y de su santo y los días de San Fernando (30 de mayo) y San Luis (25 de agosto), patronos de la Dinastía.

El número de collares está limitado a 25, las grandes cruces a 100 y las encomiendas de número a 2000. De los números quedan excluidos los miembros de la Familia Real española y los Ministros del Gobierno, así como los ciudadanos extranjeros

Las concesiones efectuadas por el Rey Juan Carlos I superaron los 95 collares, el último al Gran Duque de Luxemburgo, el 11 de mayo de 2001, y 206 grandes cruces.

Existen solamente restricciones de concesión sobre los grados superiores. Así, el collar a súbditos españoles, solamente podrá recaer en los miembros de la Familia Real, los jefes de Estado y de Gobierno, así como en quienes, con tres años de antelación, posean la gran cruz. Únicamente debe conceder el collar a extranjeros que sean Soberanos, Jefes de Estado, Príncipes de Sangre Real, presidentes de Gobiernos y los que tengan la gran cruz de esta Orden, o la más importante de sus respectivos países.

encomienda-de-numero-de-la-orden-de-carlos-iiiLa gran cruz de la Real y Distinguida Orden de Carlos III puede ser concedida, además de los expresados para la concesión del collar, a los que fuesen o hubieran sido Presidentes del Congreso de los Diputados, del Senado, del Tribunal Constitucional y del Consejo del Poder Judicial y de Tribunal Supremo, Ministros del Gobierno y otras altas autoridades del Estado, a y a aquellos que con la antelación a tres años tengan otra gran cruz española.

Con carácter general, el ingreso en la Orden de Carlos III se efectuará en el grado de Cruz, siempre y cuando los méritos que concurran sean acreedores de tan alta distinción y no debieran ser recompensados con otras órdenes españolas, salvo que el Gran Maestre de la Orden estime circunstancias especiales que aconsejen obviar esta norma.

El Collar de la Orden se compone por una sucesión de cuarenta y un piezas o eslabones que muestran la cifra del Rey fundador, orlada de palma y laurel, seguido de otras que muestran un castillo y un león dorado, y de una cuarta que es un trofeo militar: de la pieza central con la cifra del Monarca pende la cruz venera de la Orden, que es del tipo de las maltesas, o sea de oro con cuatro brazos iguales rematados en globillos de oro, esmaltados de azul celeste con los bordes blancos, en los entrebrazos, cuatro flores de lis de oro, y sobre el centro un óvalo dorado con orla de esmalte azul, cargado de una imagen en relieve de la Purísima Concepción en sus colores, según el cuadro de Murillo conservado en el Museo del Prado. En el reverso, el óvalo es de esmalte azul celeste con la cifra del fundador en oro, orlado de esmalte blanco con la leyenda “Virtuti et Merito”. La cruz pende de una corona de laurel de oro, anudada por un lazo de cinta azul celeste. Este collar es el mismo que se estableció en 1771 para los caballeros gran cruz, que lo usaron hasta que se atribuyó a este supremo grado de la Orden. Todos los collares son propiedad de la Orden, y deben devolverse tras el fallecimiento del agraciado.

Para las ocasiones en que la etiqueta no requiere el uso del collar, los agraciados con este grado pueden lucir una banda y una placa sobre el costado izquierdo. La banda, de 101 milímetros de anchura, es de color azul celeste con filetes blancos, y de ella pende la cruz venera de la Orden, ya descrita, y del mismo tamaño. La placa es de 75 por 80 milímetros, semejante a la de la cruz venera del collar y banda, pero de plata abrillantada y sin esmaltes en los brazos: las cuatros lises de los entrebrazos son doradas. En el centro, un óvalo dorado con la imagen de la Purísima Concepción en su colores y según modelo descrito, y a sus pies la cifra del fundador, orlada de laurel, sobre una cinta de esmalte blanco, orlado de azul, con el lema “Virtuti et Merito”.

Los Caballeros y Damas Gran Cruz lucen la misma placa que los Caballeros y Damas del collar, pero con las flores de lis de los entrebrazos de plata abrillantada. Su banda es de 101 milímetros de anchura, dividida en tres franjas iguales, de azul celeste las exteriores y blanca la central; pende de ella la misma cruz venera.

Los comendadores de número usan sobre el costado izquierdo del pecho una placa de igual forma que la gran cruz, pero un poco más pequeña 75 por 80 milímetros–, en plata abrillantada; en centro a llama de los brazos va esmaltado de azul celeste. En el óvalo central, la cifra del Monarca fundador en esmalte azul, orlada de una corona de laurel, todo calado y sobre fondo de plata pulida. Los comendadores ordinarios lucen una cruz venera semejante a la del collar y bandas, pero pendientes del cuello mediante una cinta de 45 milímetros de anchura, de los colores de la Orden –azul celeste, blanco, azul celeste–. Los agraciados con el grado de cruz llevan la misma cruz, pero pendiente de una cinta de 30 milímetros de anchura, sobre el lado izquierdo del pecho, montada sobre un pasador de metal dorado.

Aparte del uso público de sus insignias, los miembros de esta Orden conservan algunos privilegios honoríficos: el tratamiento de Excelencia los caballeros y damas del collar y gran cruz; el de Ilustrísima los restantes. Además, el uso de los trajes y mantos ceremoniales. Y –si son católicos– se benefician también de las gracias espirituales concedidas por la Santidad de Clemente XIV en 1772 a los grandes cruces, extendidas a todas las demás categorías de la Orden por Pío VI en 1783.

10/03/17

Orden de Isabel La Católica

Felipe VI Letizia Leonor Sofia Juan Carlos Reino de España Casa Real española

Instituida por Orden de SM el Rey D. Fernando VII, el día 24 de marzo de 1815.

La invasión napoleónica en España, no solo supuso un revulsivo interno en la política del Reino de España, sino que llevo las ganas de independencia de los criollos de las tierras de ultramar. Ellos, que eran los descendientes de los españoles que fueron descubriendo y civilizando aquellas tierras, dándoles su cultura y tradiciones, sintieron la falta de atención de la Península en los asuntos americanos, aunque si bien es cierto en modo, tampoco faltaban las ganas de aglutinar el poder ellos solos, dejando de lado a la metrópoli de la que venían todas sus heredades.

El desgobierno que había en España derivado de la Guerra de la independencia, fue utilizado por los separatistas, que se infiltraron en las Juntas autónomas creadas en las provincias españoles de ultramar. Con ello, se inicia una lucha por la independencia, que se alargará hasta finales del siglo XIX.

Al llegar al trono de Fernando VII, hubo que enfrentar a los separatistas. Puso todos los medios para conseguir la permanencia de las provincias bajo soberanía española, y con el ánimo de premiar a los españoles leales a su patria y al Rey, la «acrisolada lealtad, el celo y patriotismo, desprendimiento, valor y otras virtudes que tanto los individuos de la milicia como de todas las clases y jerarquías del Estado han mostrado y mostraren en adelante en favor de la defensa y conservación de aquellos remotos países» Fernando VII crea la REAL ORDEN AMERICANA DE ISABEL LA CATOLICA.

El nombre elegido fue el de su augusta Antepasada, a cuya iniciativa e impronta, se debió el descubrimiento de América. Con el fin de premiar la lealtad de tantos españoles que se mantenían fieles a sus raíces y su patria, y el mérito contratado en favor de la defensa y la conservación de aquellos dominios, crea la Orden, de carácter inicialmente militar, siguiendo la tradición española, bajo la protección de un Santo Patrono, en este caso a Santa Isabel, Reina de Portugal.

En sus primeros Estatutos se establecían tres categorías; Gran cruz, Caballeros de primera y de segunda clase; a todos ellos se les reconocía la nobleza personal.

Orden_de_Isabel_la_Católica_AEACollFernando VII dio los primeros pasos de la Orden nombrando 15 grandes cruces, 14 caballeros de primera clase y 3 de segunda. Nombró el Capítulo Supremo, presidido por el Duque de San Carlos. En aquella primera reunión, se propuso al Rey el cambio de clases, que quedaría de la siguiente manera: Gran Cruz, Comendador y Caballero. Para los indigenas americanos se estableció la medalla especial.

El Papa Pío VII expedía la bula Víros magnos ín regno, el 26 de mayo de 1816, aprobando y confirmando la nueva Orden Americana, y extendiendo a sus caballeros y ministros las mismas indulgencias y gracias espirituales que a los de la Orden de Carlos III. El 20 de enero de 1816 se escogió para sede de la Orden la iglesia de Santa María la Real de la Almudena.

La orden perdió su sentido inicial desde la perdida de las provincias americanas. Sin fondos y sin sentido, fue cayendo en el ostracismo.

En 1847, se acometió una importante reforma de las Órdenes Reales españolas. Los capítulos solemnes continuaron celebrándose en el reinado de Isabel II. La Real Orden de Isabel la Católica, dejó de denominarse Americana en virtud del Real Decreto de 15 de abril de 1889, y fue considerada la condecoración general y propia del mérito civil, entregándose desde ese momento, a los españoles que se distinguían por sus méritos al servicio de España.

La Real Orden de Isabel la Católica fue la única que no suprimió en 1931. Durante la guerra civil ambos bandos en lucha estuvieron entregando las condecoraciones.

Actualmente, la Orden se rige por el Real Decreto 2395/1998, de 6 de noviembre, mediante el cual han sido derogadas todas las normas anteriores, salvo los estatutos fundacionales. Según su artículo primero, la Real Orden de Isabel la Católica tiene por objeto premiar aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la Nación, o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la Nación española con el resto de la comunidad internacional.

SM el Rey es el Gran Maestre de la Real Orden, y puede ostentar diariamente las insignias. Su sede y oficinas se encuentran en el Ministerio de Asuntos Exteriores, ya que su Gran Canciller es el Ministro de Asuntos Exteriores, y la Canónica sigue estando en la Catedral de Nuestra Señora de la Almudena.

Las categorías de la Real Orden de Isabel la Católica consta de las siguientes categorías comunes para ambos sexos:

collar isabel catolica

Collar

placa del collar isabel catolica

Placa del Collar

encomienda (lazo dama) isabel catolica

Encomienda (lazo de dama opcional)

insignia de la encomienda isabel catolica

Encomienda

placa encomienda isabel catolica

Placa de encomienda

cruz (lazo de dama) isabel catolica

Cruz (lazo de dama opcional)

cruz de caballero:dama isabel catolica

Cruz

placa gran cruz isabel catolica

Placa de la Cruz

oficial (lazo dama) isabel catolica

Oficial (lazo de dama opcional)

cruz de oficial isabel catolica

Oficial

cruz de plaza (lazo de dama) isabel catolica

Cruz de plata (lazo de dama opcional)

cruz de plaza isabel catolica

Cruz de Plata

meda de plata (lazo de dama) isabel catolica

Medalla de plata (lazo de dama opcional)

medalla de plata isabel catolica

Medalla de plata

medalla de bronce (lazo de dama) isabel catolica

Medalla de bronce (lazo de dama opcional)

medalla de bronce isabel catolica

Medalla de bronce

El emblema de la Orden es una cruz de oro coronada con una corona olímpica o de cogollos de olivo, formada de cuatro brazos iguales, esmaltada de color rojo, conforme al pabellón español, e interpoladas con los brazos unas ráfagas de oro; En su centro habrá sobrepuesto un escudo circular en que se verán los esmaltes de las dos columnas y dos globos o mundos, que representarán las Indias, enlazados con una cinta, y cubiertos ambos con una corona imperial, llenando el campo del escudo los rayos de luz, que partiendo de los mismos globos se extienden en todos los sentidos. En su anverso, y sobre campo blanco, se leerá de letra de oro la siguiente leyenda: A LA LEALTAD ACRISOLADA”.

orden isabel la catolica2

La cruz será la mismo pero en el anverso, con la diferencia de que en él habrá de leerse: “POR ISABEL LA CATÓLICA, FERNANDO VII”.

Los collares, son propiedad de la Orden y deben ser devueltos tras el fallecimiento del titular de la mismas.

11/01/17

Mensaje de Navidad de Su Majestad el Rey

mensaje_navidad_2014_20141224_01.jpgLa tradición del discurso navideño fue comenzada por el entonces dictador Francisco Franco, quien se dirigió por primera vez en 1937 a los «combatientes de España por la causa» y desde esa fecha, hasta 1974, dio un discurso cada fin de año para mandar un mensaje a los españoles. El último sería en 1974, en el cual envió su «más cordial mensaje de felicitación navideña» en la que, entre otros asuntos, apeló a la unidad de la nación. Franco falleció el 20 de noviembre de 1975, y el siguiente discurso fue realizado por el ya rey Juan Carlos I. Éste, como contó el periodista Ramón Pérez-Maura, creyó que había que alejarse de él y trasladó la tradición al 24 de diciembre, día de Nochebuena.

El discurso continúa hoy en día siendo una tradición cada Nochebuena, en la que el monarca hace un balance de la situación económica, política, social y cultural del Reino, aludiendo siempre a la unidad de España y al diálogo. Con la abdicación del rey Juan Carlos, desde 2014 su hijo, el rey Felipe VI, continúa dicha tradición.

 

Emisión:

El discurso se emite en las principales cadenas de televisión española así como en las televisiones autonómicas y radio. Se emite a las 21:00 horas del día 24 de diciembre y tiene una duración aproximada de 15 minutos. El discurso se lleva a cabo en el despacho del monarca del Palacio de la Zarzuela, aunque en 2015 el rey Felipe VI cambió puntualmente el escenario al Salón del Trono del Palacio Real de Madrid, como símbolo de «la grandeza de España». Sin embargo, en 2016 volvió a dar el discurso desde el Palacio de la Zarzuela.

30/12/15

Simbolos de los Reyes de España

ESCUDO DE ARMAS

El escudo o guión de la Casa de Su Majestad el Rey está presente en los actos presididos por Su Majestad, así como ondeando en las fachadas de los palacios y Reales Sitios cuando el rey está en su interior. Distingue así mismo los vehículos y aviones en los que viaja. Con el advenimiento de Felipe VI, el fondo ha pasado a rojo burdeos..

Escudo cuadrilongo, acuartelado; primero de Castilla (de gules, castillo almenado de tres almenas de oro, aclarado de azur y mazonado de sable), segundo de León (de plata, león rampante de púrpura, coronado de oro, uñado y linguado de gules), tercero de Aragón (de oro cuatro palos de gules) y cuarto de Navarra ( de gules, cadena de oro puesta en orla, cruz y aspa, cargada de una esmeralda en su centro); estando en punta de plata una granada en en su color, tallada y hojada de sinople y frutada de gules. En escusón las armas Borbón-Anjou (de azur, tres lises de oro ordenadas, con bordura de gules). Timbrado de Corona Real de España y rodeado del collar del Toison de Oro. A diferencia del utilizado por el rey Juan Carlos que tenía un fondo azul Borbón, el de Felipe VI tiene como color de fondo el rojo. A lo que hay que añadir la ausencia de la cruz de Borgoña, así como el yugo y las flechas de la época de lor Reyes Católicos, símbolos de los que se se apropió Francisco Franco y que suelen identificarse con su Dictadura.

Escudo de Felipe VI

 Escudo de Juan Carlos I

LA BANDERA
La bandera española por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas. El color rojo simboliza el heroísmo y l a sangre de rramada, y el amarillo la nobleza de las causas defendidas. Estos colores figuraban ya en la bandera de Aragón durante la Reconquista. Cuando Alfonso V el Magnánimo (1416-58) conquistó el reino de Nápoles, formó con estos colores la bandera del lugar. Carlos III, en 1785 la declaró "bandera nacional" y desde ese día, excepto durante la 2ª República, ha seguido siendo la bandera de España, aunque con diferentes escudos en su mitad izquierda.
 

EL HIMNO NACIONAL
El himno nacional es muy antiguo y proviene sin duda de canciones de soldadesca del siglo XVI. Figuraba con el nombre de Marcha Granadera entre las composiciones que mando recoger Carlos III en 1778. Se apunta la posibilidad de que fuese un regalo del rey de Prusia Federico Guillermo al mismo Carlos III, su yerno. Luego se conviertió en la Marcha de honor, y más tarde, bajo la monarquía en la Marcha Real, antes de ser declarada himno nacional por el General Franco
en 1937

11/12/15

Títulos reales y nobiliarios de España

Los reyes actuales y los eméritos con la Diputación Permantente y Consejo de la Grandeza de España.
 

En 2011, existían en el Reino de España, 2.874 títulos nobiliarios aproximadamente, en posesión de 2.205 personas. De éstos, cerca de 400 poseen la distinción de Grandes de España (representada por el Consejo de la Diputación Permanente de la Grandeza de España). Solo entre diez de las mayores casas ducales (casa de Alba, casa de Alburquerque, ducado de Fernán Núñez, casa del Infantado, casa de Borbón, casa de Medinaceli, casa de Medina Sidonia, casa de Osuna, ducado de Peñaranda y ducado de Villahermosa) suman unos 199 títulos (36 ducados).

 

Situación legal 

En la España de hoy, la posesión de un título de nobleza no supone ningún privilegio legal. Es una distinción de carácter honorífico y simbólico, acompañada del tratamiento de ''Excelentísimos Señores'' para aquellos títulos que poseen la dignidad de Grandes de España y de ''Ilustrísimos Señores'' para los demás. El último privilegio, suprimido en 1984, fue el derecho a pasaporte diplomático por parte de los Grandes de España. Este privilegio desapareció tras el Real Decreto 1023./1984. Los títulos sin Grandeza de España nunca gozaron de este privilegio.

Los títulos nobiliarios fueron legalmente abolidos durante la II República Española mediante el artículo nº25 de la Constitución de la II República Española de 1931, restaurándose en 1947 con la promulgación de la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado, por la que el general Francisco Franco, se arrogó, como ''regente'' de España, el derecho de reconocer y conceder títulos nobiliarios.

En la actualidad, los títulos nobiliarios encuentran su encuadre legal en el artículo n.º 62, apartado f, de la Constitución Española de 1978, que regula la prerrogativa del rey a conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes.

Los consortes legales de quienes ostentan dignidades nobiliarias, así como los cónyuges viudos mientras permanezcan en ese estado, disfrutan del mismo tratamiento y honores que sus cónyuges.

La legislación española reconoce los títulos nobiliarios y protege a sus poseedores legales frente a terceros. Los títulos nobiliarios españoles no son en ningún caso susceptibles de compra ni venta, ya que su sucesión se encuentra estrictamente reservada a los parientes consanguíneos de mejor derecho del primer poseedor del título. Las sucesiones son tramitadas por el Ministerio de Justicia y el uso indebido de títulos nobiliarios está perseguido por la Ley. El uso de títulos presupone también el pago del respectivo Títulos nobiliarios otorgados por impuesto.

 

Títulos nobiliarios en España

  • Títulos de la Casa Real: Los títulos de la Casa Real son un tipo especial de título nobiliario que no se rige por las mismas normas que el resto. Se trata de títulos graciables, concedidos por el rey a miembros de su Familia con carácter vitalicio. Actualmente, tres personas están autorizadas para usar un título de la Casa Real: Pilar de Borbón, Duquesa de Badajoz; Margarita de Borbón, Duquesa de Soria y Elena de Borbón, Duquesa de Lugo.
  • Ducados:  En 2009 existían 153 ducados en posesión de unas 100 familias, todos los duques son grandes de España.
  • Marquesados: En 2009 existían 1.370 marquesados, de los que 141 son grandes de España, dignidad que los iguala a los duques.
  • Condados: En 2009 existían 946 condados, 106 de cuyos titulares son grandes de España.
  • Vizcondados: En 2009 existían en 140 vizcondados, 2 de ellos con Grandeza de España. 
  • Baronías: En 2009 existían 169 baronías, 2 de las cuales con Grandeza de España. 
  • Señoríos: Subsisten 7 señoríos que mantienen la consideración de títulos del Reino: el Señorío del Solar de Tejada, el Señorío de Alconchel, el Señorío de la Casa de Lazcano (con Grandeza de España), el Señorío de la Casa de Rubianes (con Grandeza de España), el Señorío de la Higuera de Vargas (con Grandeza de España), el Señorío de Meirás (con Grandeza de España), el Señorío de Sonseca. Los demás señoríos que pudieran mantener la consideración de títulos del Reino no han sido rehabilitados.
  • Títulos extranjeros: Hay también cerca de 40 títulos extranjeros autorizados por el Ministerio de Justicia en España, la mayor parte de ellos pontificios.
05/12/15

Otras Residencias Reales Españolas

La Mareta

La Mareta es una casa que el Rey Hussein de Jordania regaló a Don Juan Carlos en 1989 y que el entonces Monarca cedió ese mismo año a Patrimonio Nacional. Desde entonces, la Familia Real ha utilizado ocasionalmente esta residencia para pasar unos días de vacaciones y se la ha ofrecido a determinados mandatarios extranjeros para cortas estancias.

 

 

11/11/15

Proclamación de los Reyes de España

Proclamacion-Juan-Carlos-rey-Espana.jpg

Proclamação do Rei Juan Carlos I de Espanha.

Desde la Edad Moderna, todos los reyes de la monarquía hispánica han recibido la dignidad real por proclamación, no por coronación. El acto de proclamación que se celebró en el Palacio de las Cortes Generales. El artículo 61º de la Constitución Española dice que: "El Rey, al ser proclamado ante las Cortes Generales, prestará juramento de desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las Leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas".

Proclamação do Felipe VI de Espanha.

Respecto a las insignias reales, desde época de Isabel II las joyas que han presidido las juras en las Cortes de los soberanos han sido la corona, el cetro y la cruz de plata, que se colocan sobre un almohadón carmesí, pero no se le imponen al nuevo rey. La corona real española se conoce como la Corona Tumular de los Reyes de España, y fue ordenada confeccionar por el rey Carlos III. Es de plata sobredorada y luce seis florones con motivos heráldicos que representan los reinos de la monarquía hispánica. 

espac3b1a-jura-de-alfonso-xiii-02.jpg

 Momento da proclamação do Rei Alfonso XIII. 1902.

Anteriormente, en época medieval, cada uno de los reinos cristianos tuvo diferentes ceremonias de coronación, proclamación o de jura al comienzo de los reinados. Una ceremonia curiosa era la del Reino de Navarra y de los territorios vascos, en la que el monarca era alzado sobre un escudo.

Isabel+II+jura+la+constitución+de+1837[1].jpg

Isabel II de Espanha foi coroada em 1837.

11/11/15

Concurso escolar ¿Qué es un Rey para ti?

El concurso escolar ¿Qué es un Rey para ti?, organizado por FIES (Fundación Institucional Española), y en el que participan miles de alumnos de 3º, 4º, 5º y 6º de Educación Primaria y de 1º y 2º de Enseñanza Secundaria Obligatoria, ESO, de centros educativos de toda España.

El objetivo del concurso es que los escolares españoles se acerquen al monarca y la Corona y que conozcan el papel que la Constitución reserva a la primera de las instituciones españolas. Los trabajos se prensentan en cada Comunidad Autónoma y el creador del trabajo ganador en cada Comunidad visitará a su Majestad el Rey en Audiencia, además del ganador de Educación Especial a nivel nacional.

Mais sobre mim

imagem de perfil

Arquivo

  1. 2017
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2016
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2015
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2014
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D

Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.