Saltar para: Posts [1], Pesquisa [2]

Monarquia Española

Monarquia Española

30/12/15

Simbolos de los Reyes de España

ESCUDO DE ARMAS

El escudo o guión de la Casa de Su Majestad el Rey está presente en los actos presididos por Su Majestad, así como ondeando en las fachadas de los palacios y Reales Sitios cuando el rey está en su interior. Distingue así mismo los vehículos y aviones en los que viaja. Con el advenimiento de Felipe VI, el fondo ha pasado a rojo burdeos..

Escudo cuadrilongo, acuartelado; primero de Castilla (de gules, castillo almenado de tres almenas de oro, aclarado de azur y mazonado de sable), segundo de León (de plata, león rampante de púrpura, coronado de oro, uñado y linguado de gules), tercero de Aragón (de oro cuatro palos de gules) y cuarto de Navarra ( de gules, cadena de oro puesta en orla, cruz y aspa, cargada de una esmeralda en su centro); estando en punta de plata una granada en en su color, tallada y hojada de sinople y frutada de gules. En escusón las armas Borbón-Anjou (de azur, tres lises de oro ordenadas, con bordura de gules). Timbrado de Corona Real de España y rodeado del collar del Toison de Oro. A diferencia del utilizado por el rey Juan Carlos que tenía un fondo azul Borbón, el de Felipe VI tiene como color de fondo el rojo. A lo que hay que añadir la ausencia de la cruz de Borgoña, así como el yugo y las flechas de la época de lor Reyes Católicos, símbolos de los que se se apropió Francisco Franco y que suelen identificarse con su Dictadura.

escudovi

Escudo de Felipe VI

escudoi

 Escudo de Juan Carlos I

LA BANDERA
La bandera española por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas. El color rojo simboliza el heroísmo y l a sangre de rramada, y el amarillo la nobleza de las causas defendidas. Estos colores figuraban ya en la bandera de Aragón durante la Reconquista. Cuando Alfonso V el Magnánimo (1416-58) conquistó el reino de Nápoles, formó con estos colores la bandera del lugar. Carlos III, en 1785 la declaró "bandera nacional" y desde ese día, excepto durante la 2ª República, ha seguido siendo la bandera de España, aunque con diferentes escudos en su mitad izquierda.
 

bandera

EL HIMNO NACIONAL
El himno nacional es muy antiguo y proviene sin duda de canciones de soldadesca del siglo XVI. Figuraba con el nombre de Marcha Granadera entre las composiciones que mando recoger Carlos III en 1778. Se apunta la posibilidad de que fuese un regalo del rey de Prusia Federico Guillermo al mismo Carlos III, su yerno. Luego se conviertió en la Marcha de honor, y más tarde, bajo la monarquía en la Marcha Real, antes de ser declarada himno nacional por el General Franco
en 1937

11/12/15

Títulos reales y nobiliarios de España

reyes_grandeza_20141223_01

En 2011, existían en el Reino de España, 2.874 títulos nobiliarios aproximadamente, en posesión de 2.205 personas. De éstos, cerca de 400 poseen la distinción de Grandes de España (representada por el Consejo de la Diputación Permanente de la Grandeza de España). Solo entre diez de las mayores casas ducales (casa de Alba, casa de Alburquerque, ducado de Fernán Núñez, casa del Infantado, casa de Borbón, casa de Medinaceli, casa de Medina Sidonia, casa de Osuna, ducado de Peñaranda y ducado de Villahermosa) suman unos 199 títulos (36 ducados).

 

Situación legal 

En la España de hoy, la posesión de un título de nobleza no supone ningún privilegio legal. Es una distinción de carácter honorífico y simbólico, acompañada del tratamiento de ''Excelentísimos Señores'' para aquellos títulos que poseen la dignidad de Grandes de España y de ''Ilustrísimos Señores'' para los demás. El último privilegio, suprimido en 1984, fue el derecho a pasaporte diplomático por parte de los Grandes de España. Este privilegio desapareció tras el Real Decreto 1023./1984. Los títulos sin Grandeza de España nunca gozaron de este privilegio.

Los títulos nobiliarios fueron legalmente abolidos durante la II República Española mediante el artículo nº25 de la Constitución de la II República Española de 1931, restaurándose en 1947 con la promulgación de la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado, por la que el general Francisco Franco, se arrogó, como ''regente'' de España, el derecho de reconocer y conceder títulos nobiliarios.

En la actualidad, los títulos nobiliarios encuentran su encuadre legal en el artículo n.º 62, apartado f, de la Constitución Española de 1978, que regula la prerrogativa del rey a conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes.

Los consortes legales de quienes ostentan dignidades nobiliarias, así como los cónyuges viudos mientras permanezcan en ese estado, disfrutan del mismo tratamiento y honores que sus cónyuges.

La legislación española reconoce los títulos nobiliarios y protege a sus poseedores legales frente a terceros. Los títulos nobiliarios españoles no son en ningún caso susceptibles de compra ni venta, ya que su sucesión se encuentra estrictamente reservada a los parientes consanguíneos de mejor derecho del primer poseedor del título. Las sucesiones son tramitadas por el Ministerio de Justicia y el uso indebido de títulos nobiliarios está perseguido por la Ley. El uso de títulos presupone también el pago del respectivo Títulos nobiliarios otorgados por impuesto.

 

Títulos nobiliarios en España

  • Títulos de la Casa Real: Los títulos de la Casa Real son un tipo especial de título nobiliario que no se rige por las mismas normas que el resto. Se trata de títulos graciables, concedidos por el rey a miembros de su Familia con carácter vitalicio. Actualmente, tres personas están autorizadas para usar un título de la Casa Real: Pilar de Borbón, Duquesa de Badajoz; Margarita de Borbón, Duquesa de Soria y Elena de Borbón, Duquesa de Lugo.
  • Ducados:  En 2009 existían 153 ducados en posesión de unas 100 familias, todos los duques son grandes de España.
  • Marquesados: En 2009 existían 1.370 marquesados, de los que 141 son grandes de España, dignidad que los iguala a los duques.
  • Condados: En 2009 existían 946 condados, 106 de cuyos titulares son grandes de España.
  • Vizcondados: En 2009 existían en 140 vizcondados, 2 de ellos con Grandeza de España. 
  • Baronías: En 2009 existían 169 baronías, 2 de las cuales con Grandeza de España. 
  • Señoríos: Subsisten 7 señoríos que mantienen la consideración de títulos del Reino: el Señorío del Solar de Tejada, el Señorío de Alconchel, el Señorío de la Casa de Lazcano (con Grandeza de España), el Señorío de la Casa de Rubianes (con Grandeza de España), el Señorío de la Higuera de Vargas (con Grandeza de España), el Señorío de Meirás (con Grandeza de España), el Señorío de Sonseca. Los demás señoríos que pudieran mantener la consideración de títulos del Reino no han sido rehabilitados.
  • Títulos extranjeros: Hay también cerca de 40 títulos extranjeros autorizados por el Ministerio de Justicia en España, la mayor parte de ellos pontificios.
05/12/15

Otras Residencias Reales Españolas

La Mareta

La Mareta es una casa que el Rey Hussein de Jordania regaló a Don Juan Carlos en 1989 y que el entonces Monarca cedió ese mismo año a Patrimonio Nacional. Desde entonces, la Familia Real ha utilizado ocasionalmente esta residencia para pasar unos días de vacaciones y se la ha ofrecido a determinados mandatarios extranjeros para cortas estancias.

49661714387950127285mareta-jardin--620x349rey309889

11/11/15

Proclamación de los Reyes de España

Proclamacion-Juan-Carlos-rey-Espana.jpg

Proclamação do Rei Juan Carlos I de Espanha.

Desde la Edad Moderna, todos los reyes de la monarquía hispánica han recibido la dignidad real por proclamación, no por coronación. El acto de proclamación que se celebró en el Palacio de las Cortes Generales. El artículo 61º de la Constitución Española dice que: "El Rey, al ser proclamado ante las Cortes Generales, prestará juramento de desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las Leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas".

Proclamação do Felipe VI de Espanha.

Respecto a las insignias reales, desde época de Isabel II las joyas que han presidido las juras en las Cortes de los soberanos han sido la corona, el cetro y la cruz de plata, que se colocan sobre un almohadón carmesí, pero no se le imponen al nuevo rey. La corona real española se conoce como la Corona Tumular de los Reyes de España, y fue ordenada confeccionar por el rey Carlos III. Es de plata sobredorada y luce seis florones con motivos heráldicos que representan los reinos de la monarquía hispánica. 

espac3b1a-jura-de-alfonso-xiii-02.jpg

 Momento da proclamação do Rei Alfonso XIII. 1902.

Anteriormente, en época medieval, cada uno de los reinos cristianos tuvo diferentes ceremonias de coronación, proclamación o de jura al comienzo de los reinados. Una ceremonia curiosa era la del Reino de Navarra y de los territorios vascos, en la que el monarca era alzado sobre un escudo.

Isabel+II+jura+la+constitución+de+1837[1].jpg

Isabel II de Espanha foi coroada em 1837.

11/11/15

Concurso escolar ¿Qué es un Rey para ti?

rey_para_ti_20151111_01El concurso escolar ¿Qué es un Rey para ti?, organizado por FIES (Fundación Institucional Española), y en el que participan miles de alumnos de 3º, 4º, 5º y 6º de Educación Primaria y de 1º y 2º de Enseñanza Secundaria Obligatoria, ESO, de centros educativos de toda España.

El objetivo del concurso es que los escolares españoles se acerquen al monarca y la Corona y que conozcan el papel que la Constitución reserva a la primera de las instituciones españolas. Los trabajos se prensentan en cada Comunidad Autónoma y el creador del trabajo ganador en cada Comunidad visitará a su Majestad el Rey en Audiencia, además del ganador de Educación Especial a nivel nacional.

10/11/15

Arbol Genealógico de los Reyes de España

Aquí encontrareis una completa visión de la Monarquía en España bajo una perspectiva Genealógica que abarca desde los tiempos de Don Pelayo hasta nuestros días.


Debido a lo extenso del Árbol Genealógico de la Monarquía en España, ha sido dividido en 2 franjas de tiempo. La primera comienza en el año 718 y abarca hasta 1469, la segunda continúa hasta nuestros días. Puede consultar ambos documentos en los siguientes enlaces:

10/11/15

El Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

540px-Vistaescorial

El Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial es el monumento que mejor resume las aspiraciones ideológicas y culturales del “Siglo de Oro” español, expresadas aquí mediante una síntesis original de formas artísticas italianas y flamencas por impulso de Felipe II.

Agrupando en un edificio varias funciones, San Lorenzo el Real nace como un monasterio de monjes de la orden de San Jerónimo, cuya iglesia sirviese como panteón del Emperador Carlos V y de su mujer, así como de su hijo Felipe II, sus familiares y sucesores, y donde los frailes orasen ininterrumpidamente por la salvación de las personas reales. Asimismo, cuenta con un palacio para alojar al rey, como patrono de la fundación, y a su séquito. El colegio y el seminario completan la función religiosa del Monasterio, y la Biblioteca se establece para estos tres centros. Este esquema se mantiene, en cierto modo, en la actualidad. La figura de Carlos V es decisiva en la fundación de este Real Sitio por lo mucho que influyó en el espíritu de su hijo, por el ejemplo de sus últimos años pasados entre los monjes jerónimos de Yuste y por la necesidad de dotarle de una digna sepultura.

misa_infante_carlos_20151008_10

Una vez decidido a fundar el Monasterio, Felipe II comenzó en 1558 a buscar su emplazamiento, que quedó fijado a finales de 1562, comenzándose la obra según el proyecto o “traza universal” de Juan Bautista de Toledo. En 1571 la parte del convento estaba ya más o menos concluida; en 1572 se comenzó la “casa del rey” y en 1574 la Basílica, finalizada en 1586 y consagrada en 1595, fecha que puede considerarse la del final de la Obra, aunque la última piedra se colocase en 1584 y la tarea decorativa se prolongase algunos años. El rey supervisó con cuidado toda la construcción. No puede considerarse desde luego obra de un arquitecto, sino fruto de una compleja colaboración en la que destacan dos proyectistas, Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera. Al primero, que había trabajado en el Vaticano como ayudante de Miguel Ángel, le corresponde la disposición de la planta general y la mayor parte de las trazas. Durante el periodo en el que el segundo dirigió las obras se edificó la mayor parte del conjunto, y en ello bastantes partes que no habían sido diseñadas por Toledo. Teniendo en cuenta las numerosas consultas a otros arquitectos italianos y españoles para llegar a las síntesis finales, hay que considerar que la obra de El Escorial es una emanación particularísima del carácter de Felipe II.

Esenciales en el conjunto de El Escorial son la Biblioteca Real y los panteones: el de reyes y el de infantes.

fotos-madrid-monasterio-el-escorial-biblioteca-hakan-svensson-001-450x332

Felipe II vivía en San Lorenzo de Semana Santa a otoño, sobre todo al final de su vida; sus sucesores pasaban aquí por lo general dos o tres semanas en noviembre. Fue Felipe V quien estableció la costumbre de pasar aquí todo el otoño hasta principios de diciembre, y esa regla fue seguida por el resto de los Borbones hasta Isabel II.

El Monasterio quedaba aislado en medio del campo, con sólo unos edificios de servicio para el palacio y el monasterio: las dos casas de oficios y la Compaña. Pero Carlos III ordenó la creación de una pequeña ciudad cortesana cuyo arquitecto fue Juan de Villanueva, quien asimiló a su formación clasicista italiana el espíritu nacionalista que El Escorial adquirió para la cultura de la Ilustración española. Destacan entre sus obras la Casa de Infantes y la del Ministro de Estado.

El Panteón de los Reyes

panteon-escorial--644x362

800px-EscorialPanteo2

Todos los Reyes de España desde Carlos V, excepto dos, están enterrados en el Panteón Real del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Las dos excepciones son Felipe V, que optó por la Colegiata del Real Sitio de La Granja de San Ildefonso para descansar junto a su segunda esposa, Isabel de Farnesio, y Fernando VI, hijo del anterior, que fue enterrado por expreso deseo en el Real Monasterio de la Visitación de Madrid, más conocido como las Reales Salesas, que había fundado junto a su esposa, Bárbara de Braganza.

En el Panteón Real descansan Carlos V, Felipe II, Felipe III, Felipe IV, Carlos II, Luis I, Carlos III, Carlos IV, Fernando VII, Isabel II, Alfonso XII y Alfonso XIII, así como las Reinas que fueron madre de Rey y el Rey consorte Francisco de Asís, marido de Isabel II. Sólo hay una excepción, la de Isabel de Borbón, primera esposa de Felipe IV y que murió sin dejar sucesor al Trono, pero que fue enterrada en el Panteón por el interés que dedicó a su construcción.

Aún quedan tres sepulturas vacías en el Panteón de Reyes, pero están asignadas a los padres de Don Juan Carlos, Don Juan de Borbón y Doña María de las Mercedes, y a su abuela, la Reina Victoria Eugenia, cuyos restos se encuentran actualmente en la antesala del Panteón. En esta sala, llamada el pudridero, los restos mortales tienen que permanecer 25 años antes de ser trasladados al Panteón de Reyes o de Infantes. La Reina Victoria Eugenia los cumplió el año pasado, ya que aunque falleció en 1969 en Lausana (Suiza) sus restos fueron trasladados a El Escorial en 1985. Cuando estos cuerpos sean depositados en sus sepulturas definitivas, el Panteón Real quedará sin espacio para nuevas tumbas, salvo que se realice una reforma.

El Panteón de los Infantes

El Panteón de Infantes del  Monasterio de El Escorial se ubica en la misma cota que el Panteón de Reyes, pero bajo la zona del convento. Finalizada su construcción en 1888, está destinado a príncipes, infantes, y reinas que no han sido madres de reyes. Con paredes y pavimentos de mármol blanco es digno de especial mención el sepulcro del Infante Don Juan de Austria, diseñado por Ponciano Ponzano y ejecutado por Giuseppe Galeotti. Actualmente están ocupados 36 de los 60 nichos de que consta.

Camara_infantes_San_Lorenzo_de_El_Escorial

Cripta_San_Lorenzo_de_El_Escorial

Don_john

panteon-de-infantes

Los infantes cuentan también con su propio pudridero, en el cual actualmente se encuentran los restos del infante Jaime de Borbón (tío paterno del Rey Juan Carlos), don Luis de Baviera (primo), doña Isabel Alfonsa de Borbón (sobrina de Alfonso XIII) y don Carlos de Borbon-Dos Sicilias (primo segundo del Rey Juan Carlos).

Jardines del monasterio y de las casitas

95

Dos lados del Monasterio –Norte y Oeste- están flanqueados por la Lonja, y los otros dos por los jardines en terraza, a la italiana, con trazados rectilíneos de boj podado en recuadros. A lo largo de la fachada sur y parte de la oriental se extiende, bajo las ventanas de las celdas monásticas, el jardín de los frailes. Más allá de éste, en un nivel inferior, se encuentra la huerta que también estaba organizada mediante calles rectilíneas.

La terraza al Este del edificio está ocupada por otros jardines cerrados, similares en todo al de los frailes pero separados de éste por muros con hornacinas puesto que estaban destinados a las personas reales, ya que rodean la Casa del rey y amenizan la vista desde las ventanas de palacio.

28/10/15

Tiaras y Coronas

"Este collar un día será tuyo”, le decía la reina Victoria Eugenia a la Condesa de Barcelona, mientras repasaban juntas un álbum. De lo visto y esperado a lo recibido todo un mundo, aunque a diferencia de Holanda, Inglaterra, Dinamarca o Suecia, el estado español no dispone de un tesoro. No existen, por tanto, las llamadas joyas de la Corona –aunque algunas piezas como la corona y el cetro se guarden en el Palacio Real-, ya que todas ellas son propiedad privada de la Familia Real española. Estas piezas, de enorme valor económico e histórico, tienen como titular al Jefe de la Casa Real, por decisión de la abuela del rey Juan Carlos, que creía que si algo distingue en apariencia a una Reina es su corona.

Cumplió lo prometido y, a su muerte, encargó señalar y separar aquellas joyas calificadas para la dinastía como "las de pasar": "Las alhajas que recibí en usufructo del rey Don Alfonso XIII y de la misma Infanta Isabel (...) desearía, si es posible, que se adjudicasen a mi hijo don Juan, rogando a éste que las transmita a mi nieto don Juan Carlos. El resto de mis alhajas, que se repartan entre mis dos hijas". Doña Sofía recibió estas piezas de las manos de su suegra, la Condesa de Barcelona, y ahora, después de haber lucido algunas de estas legendarias joyas por última vez como Reina de España para su despedida durante la gala en honor al Presidente de México, se las cederá a doña Letizia, quien no las ha usado nunca en su condición de Princesa.

Con información de la obra de Fernando Rayón y José Luis Sampedro: «Las joyas de las reinas de España. La desconocida historia de las alhajas reales» (Planeta)

TIARA DE LIS. Fue creada en 1906 por la firma española Ansorena en platino y brillantes en forma de cestillo con charnelas que permiten lucirla cerrada o abierta. Un regalo de Alfonso XIII a su prometida, la princesa Victoria Eugenia de Battemberg, quien la luciría el día de su boda, el 31 de mayo de 1906. Fabricada en platino con incontables diamantes engastados sobre mil granos, la diadema de excepcional valor presenta flores de lis, emblema heráldico de los Borbones, unidas por roleos y hojas vegetales de diamantes y ondas decrecientes. Es la pieza más importante de la colección de joyas de la Familia Real y ha sido lucida por la reina Sofía en grandes solemnidades. La primera vez que la Reina usó esta diadema fue durante una cena ofrecida por la reina Isabel II en Inglaterra.

DIADEMA DE CARTIER DE LA REINA ENA. Diseñada por Cartier en 1920 es de inspiración art-decó y está orlada con diamantes y perlas sobre una base de platino. La diadema lleva siete enormes perlas, que sustituyeron a las esmeraldas de Eugenia de Montijo. Seis en cada roleo vegetal abrazada por círculos de diamantes, y la séptima coronando la diadema. La pieza ha sido llevada por dos Reinas de España, la reina Victoria Eugenia y, después de 1975, por la reina Sofía.

EL COLLAR DE LAS PERLAS RUSAS. El rey Alfonso XII regaló a su primera esposa, la reina Mercedes, este fabuloso collar de 41 perlas purísimas –después aligerado en cuatro- y broche de diamante. La pieza que originariamente pesaba 2.105 gramos fue realizada en la Rusia Imperial y ha sido usado desde el siglo XIX hasta nuestros días por la reina María Cristina, la reina Victoria Eugenia, la Condesa de Barcelona y doña Sofía. La Reina, en la imagen de la derecha con la pieza, ha lucido este collar en las ocasiones más solemnes junto a la llamada falsa perla Peregrina - Peregrina II-, cuyo peso es de 218,75 gramos, y, en otras, con el pendetif de rubíes y diamantes que heredó de su madre, la reina Federica de Grecia. 

DIADEMA DE LA CHATA. Creada en el año 1867 por la joyería Mellerio, de París, por encargo de Isabel II, para la boda de su hija la infanta María Isabel con el príncipe Cayetano María de Borbón- Dos Sicilias. Conocida también como la diadema de las conchas por sus motivos marinos, representa el mar a través de las conchas y la espuma de las olas por la sucesión de las perlas pinjantes en forma de pera. La joya -entregada por la infanta doña Isabel, a su sobrino Alfonso XIII, en el exilio- pasó a don Juan de Borbón y a su esposa, doña María, a la muerte de la reina Victoria Eugenia y de los Condes de Barcelona a doña Sofía, en 1962, a quien se la regalarían con motivo de sus esponsales. Doña Letizia ha usado esta joya en una única ocasión durante su década como Princesa de Asturias en la visita de Estado de la Presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal-Arroyo, en diciembre de 2007.

EL COLLAR DE CHATONES. La reina Victoria Eugenia dejó al morir al menos dos collares de chatones: el primero, al que se refiere denominándolo "el más grande", lo recibió en usufructo de Alfonso XIII el día de su boda. La pieza pasó a su hijo don Juan y más tarde a su nieto el rey don Juan Carlos. Este collar, realizado por Ansorena se formó a partir de una gargantilla de 30 chatones tallados en forma redonda, engastados a la rusa y montados en platino. El segundo, de menor tamaño -27 diamantes-, correspondió por herencia a don Jaime y fue subastado por la viuda de éste en 1982. La pieza, al parecer, fue adquirida por alguien cercano a la Familia real española. Con lo que doña Sofía, en la imagen de la izquierda con los chatones, dispondría de los dos collares.

TIARA DE LA REINA MARÍA CRISTINA. La joya perteneció a la reina María Cristina (la segunda esposa del rey Alfonso XII), archiduquesa de Austria, quien la usó por primera vez en 1906. Tras su muerte, hereda la pieza su hijo, el rey Alfonso XIII, quien, a su vez, y con motivo de las nupcias de su hijo, don Juan, con doña María de las Mercedes, futuros Condes de Barcelona, se la regala a su nuera en 1935. La diadema tiene forma de lágrima invertida y está coronada por dos filas de catorce perlas. En los últimos años doña Sofía, en la imagen de la derecha con la pieza, la ha usado en tres ocasiones: en su visita de Estado a Noruega y como anfitriona del Rey de Arabia Saudí y la Presidenta de Filipinas. 

palacio-11a.jpg

TIARA DE NIARCHOS. Un regalo del armador griego Stavros Niarchos a doña Sofía con motivo de sus esponsales en 1962. La pieza que puede ser usada como collar, como sautoir, como gargantilla y como diadema (de una, dos o tras hileras), está montada en oro con rubíes en cabujón rodeados de brillantes y, estos a su vez, de rubíes más pequeños. La joya se complementa, además, con unos pendientes a juego con dos rubíes de cabujón ( en cada uno) rodeados por brillantes.

El mismo año en el que doña Sofía recibía del millonario griego el espectacular regalo, la actriz Sofía Loren y Audrey Hepburn, promocionaron la firma Van Cleef et Arpels apareciendo en anuncios fotográficos con el mismo collar. La joyería parisina fue punto de referencia durante toda la década de los sesenta y muy especialmente, el año 1967, fecha en la que el emperador del Irán le encarga la pieza con la que coronaría a su esposa, la emperatriz Farah.

 

A estas piezas históricas, podrían unirse, -aunque ya no por tradición dinástica- las otras dos diademas que doña Letizia ha señalado como sus favoritas. La prusiana, con la que se casó, y la floral.

DIADEMA FLORAL DE MELLERIO. Esta pieza, que ahora tanto le gusta a la Princesa, fue realizada por Mellerio en París (1867) y está compuesta por cinco flores -dos iguales a los lados- y una central, de mayor tamaño, con su tallo y sus hojas.

DIADEMA PRUSIANA. Ha sido una pieza muy significativa en la vida de doña Sofía. Fue, de hecho, una de las preferidas de su abuela, que recibió como regalo de bodas de su padre, el Kaiser Guillermo II, último emperador alemán, cuando contrajo nupcias con Ernesto Augusto III, heredero de la casa Hannover,  así como también de su madre, la reina Federica, que también la eligió para casarse con el futuro rey Pablo. La tiara, de platino y estilo imperio -las columnas recuerdan al Partenón y el remate de hojas, a las coronas de laurel de los atletas vencedores-, fue diseñada por el joyero Koch y se caracteriza por el valioso brillante que cuelga en el centro en forma de lágrima.

DIADEMA PRINCESA. Un siglo después de que el Rey Alfonso XIII encargara la diadema nupcial de la Reina Victoria Eugenia a la Casa Ansorena, esta misma firma de joyeros decidió crear una tiara de perlas y diamantes para doña Letizia. Ansorena, que unió el pasado con el presente al realizar, en 1906, la joya estrella de la Monarquía española —la tiara de las flores de lis—, ha vuelto a ensamblar el presente con el futuro con el sencillo, moderno y elegante diseño de la diadema Princesa, que lleva 450 diamantes talla brillante y cinco pares de perfectas perlas australianas, elegidas entre 3.000 gemas. "Este trabajo fue, ante todo, uno de los últimos deseos de nuestro padre, que falleció en febrero de 2006. Tan sólo algunos meses después de que, por indicación del príncipe, se nos comunicara que la pieza les había parecido preciosa", apuntan los hermanos Ansorena, Jaime, Elena y Cristina, quienes colaboraron en la realización de la joya y continúan, a día de hoy, liderando el oficio que la Casa Real reconoció por partida doble a sus antepasados: Celestino de Ansorena, fundador de la saga, fue nombrado, en 1869, joyero y diamantista de la Real Casa; cuarenta y tres años después (1912), Ansorena se convirtió, bajo el reinado de Alfonso XIII, en proveedora de la Real Casa. 

crown--a.jpg

CORONA Y EL CETRO.  

La corona. Se trata de una modesta corona de enormes dimensiones (390 milímetros de alto, un diámetro máximo de 400 milímetros y un aro, el que se ceñiría a la cabeza de realizar esta función, de 185 milímetros de diámetro), no alcanzando su peso un kilogramo. Realizada en plata sobredorada, luce en su interior un forro, a modo de bonete, en terciopelo rojo, visible través de diademas que confluyen en el orbe superior en el que se asienta la cruz, emblema de la catolicidad de nuestros monarcas. La corona, que al parecer fue fabricada en 1775 por el platero real Fernando Velasco, no podría tasarse, al margen de su valor histórico, en más de 1.200 euros. 

 

El cetro. La colección del Patrimonio Nacional custodia también una maza de gala, especie de bastón de mando, formada por tres cañones de plata sobredorada, recubiertos con una filigrana, también de plata, que conserva restos de esmaltes verdes azul con motivos vegetales. Los cañones están separados y rematados por cuatro anillos de granates de talla rectangular, rematándose el conjunto por una bola de cristal de roca, tallada a rombos y perforada. La pieza mide 680 milímetros.

Las apariciones de la maza, convertida por el uso en cetro real de España, son paralelas a las de la corona funeraria de plata. Consta su presencia en las juras regias desde 1843 hasta 1975. Ambos objetos están representados en diferentes retratos regios, destacando los de Isabel II. No obstante, son innumerables los ejemplos de retratos de todos los reinados en los que se representan a diferentes reyes y reinas con coronas ficticias.

Mais sobre mim

imagem de perfil

Arquivo

  1. 2015
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2014
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D

Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.